¿Cómo es posible detectar todo esto en una muestra de sangre? Para comprenderlo me comunico con la doctora Concha Vidales, directora del centro DNAData, especializado en análisis de ADN. Según ella: “La naturaleza utiliza varios mecanismos que considera interesantes (no quiere decir buenos o malos, solo interesantes) para fijarlos ennuestro ADN. Nuestras experiencias vitales dejan trazas en el genoma de lo que hemos vivido, y estamos comenzando a identificar esas trazas y relacionarlas con ciertas conductas”.

[vc_empty_space height=»32px»]

Debido a que no todas las personas tenemos estas mismas alteraciones, comparando las costumbres de quienes tienen una mutación en determinado gen se deduce que quienes también las tengan habrán vivido situaciones similares.

[vc_empty_space height=»32px»]

Por ejemplo: quienes han sufrido una experiencia traumática y padecen de estrés tienen alteraciones muy características en la expresión de ciertos genes. Así lo ha descubierto Elisabeth Binder, del Instituto Max Planck de Psiquiatría. Binder analizó el perfil genético de más de 2.000 voluntarios y detectó que la hormona glucocorticoide aparece en aquellos que han sufrido un pasado convulso.

[vc_empty_space height=»32px»]

La enorme cantidad de datos que se pueden conocer acerca de nuestra personalidad, nuestro pasado y la influencia de padres y abuelos puede despertar cierto escepticismo: ¿son tan fiables estos estudios? Le hago esta misma pregunta a la doctora Carmen Entrala, directora de Laboratorios Lorgen, pioneros en análisis de trastornos fetales por medio del análisis de la sangre materna. Para ella no hay duda: “En el campo de las enfermedades neurológicas, hoy es posible hacer un diagnóstico genético en muchas de aquellas que tienen una base genética clara. En relación con las enfermedades psiquiátricas, la genética cada vez está desempeñando un papel más importante en el diagnóstico, la predicción y prevención de las enfermedades mentales.”

[vc_empty_space height=»32px»] [vc_empty_space height=»32px»]
[vc_single_image image=»21687″ border_color=»grey» img_link_target=»_self» qode_css_animation=»element_from_left» img_size=»512×513″]
[vc_single_image image=»21689″ border_color=»grey» img_link_target=»_self» qode_css_animation=»element_from_right» alignment=»right» img_size=»512×513″]
[vc_empty_space height=»32px»][vc_separator type=»normal» position=»center» up=»0″ down=»0″ color=»#58585a» thickness=»2″][vc_empty_space height=»32px»]

[custom_font font_family=»LATO» font_size=»38″ line_height=»40″ font_style=»normal» text_align=»left» font_weight=»800″ color=»#58585a» background_color=»» text_decoration=»none» text_shadow=»no» letter_spacing=»0″ padding=»0″ margin=»0″]OTRAS NOTICIAS[/custom_font]

[vc_empty_space height=»32px»][latest_post type=»boxes» number_of_columns=»2″ number_of_rows=»1″ order_by=»date» order=»ASC» display_category=»0″ display_date=»0″ display_author=»0″ background_color=»#ffffff»][vc_empty_space height=»32px»]

300-101   400-101   300-320   300-070   300-206   200-310   300-135   300-208   810-403   400-050   640-916   642-997   300-209   400-201   200-355   352-001   642-999   350-080   MB2-712   400-051   C2150-606   1Z0-434   1Z0-146   C2090-919   C9560-655   642-64   100-101   CQE   CSSLP   200-125   210-060   210-065   210-260   220-801   220-802   220-901   220-902   2V0-620   2V0-621   2V0-621D   300-075   300-115   AWS-SYSOPS   640-692   640-911   1Z0-144   1z0-434   1Z0-803   1Z0-804   000-089   000-105   70-246   70-270   70-346   70-347   70-410